Cumplimos un año

Ha pasado un año y seguimos sin poder creerlo. Tal día como hoy,en 2011, nos juntábamos para dar forma a lo que se ha acabado convirtiendo en una parte muy importante de cada una de nuestras vidas.

No podíamos imaginar cuando se iba estructurando la Asociación que en apenas un año conseguiríamos tantas cosas. Comenzamos con mucha incertidumbre, pero sobre todo con ilusión. Nuestras ganas, nuestra voluntad, han hecho que esto haya salido adelante y que entre todos podamos disfrutar de aquello que tanto nos une.

Un año lleno de vivencias y experiencias inolvidables. Un año bajando a entrenar a Los Caballos casi todos los domingos con la esperanza puesta en que llegase el día de hacerle a una añoja, a una erala, aquello que soñábamos toreando de salón. A nadie se le podrá olvidar la mágica jornada que vivimos en «El Cotillo», en nuestra puesta de largo toreando en el campo. Sensaciones que hemos podido repetir cada vez que hemos vuelto a pisar el campo bravo de esta bendita tierra nuestra que es Jaén. Tierra de toros.

No hemos querido limitarnos a torear de salón y hacerlo puntualmente en el campo. En los tiempos en los que nos encontramos donde la Fiesta de los Toros está siendo fustigada por todos los flancos y en este Jaén en el que vivimos donde taurinamente las cosas no marchaban por el camino más idóneo quisimos dar un golpe sobre la mesa y no conformarnos con ser únicamente aficionados prácticos. Nuestro compromiso ha ido más allá y en la medida de nuestras posibilidades hemos ido abriendo sendas para demostrar que los toros son cultura y que en Jaén tiene que haber espacio y tiempo para la cultura taurina.

Torear por afición es una pasión que compartimos con aficionados que a imagen y semejanza de nosotros, antes o después, han ido creando colectivos como el nuestro. Un movimiento en auge por distintas zonas de España, donde el nombre de la Asociación de Aficionados Prácticos de Jaén goza de muy alta estima y respeto. Mucho ánimo a todos nuestros compañeros que práctican el toreo como afición y nuestro agradecimiento a nuestros hermanos de las distintas asociaciones por el apoyo que nos habéis brindado todo este año.

No podemos dejar de agradecer a todas las instituciones, públicas y privadas, medios de comunicación, y demás personas que han contribuído a ayudar a esta Asociación. Muchísimas gracias a los ganaderos de nuestra provincia que nos abrieron las puertas de sus casas para dar rienda suelta. No debemos dejar atrás a nuestro amigo David Gil, matador de toros de Linares. Quisimos reconocer su trayectoria en los ruedos de Perú en nuestro I Homenaje de la Asociación y él nos ánimo a continuar adelante. Mucha suerte ¡Torero!

Por último, pero no por ello menos importante, permitirnos que demos un paso al frente y con nuestra gorra campera brindemos por todos y cada uno de los miembros de esta Asociación que son quienes dan vida a esta ilusión que un año después está más viva que nunca. Ellos, vosotros, nosotros…porque merece la pena bajar a Los Caballos a entrenar cada domingo, porque merece la pena ahorrar para comprarse una muleta, porque los cardenales y los moratones saben a gloria cuando tras dar un natural eres capaz de dar un pase de pecho.

 

A todos, muchas gracias.